En los últimos años la preocupación por el cambio climático ha motivado el desarrollo de nuevas tecnologías para producir energía con bajas emisiones de carbono. Estas tecnologías demandan una mayor utilización de ciertos metales; por ejemplo, en tiempos recientes se ha incrementado la demanda de litio debido al crecimiento de la industria de los automóviles eléctricos, y se prevé que la demanda de este metal seguirá aumentando en los próximos años. Otros metales de gran relevancia para las nuevas tecnologías energéticas son el hierro, cobre, aluminio, níquel, cobalto, platino, plata y algunas tierras raras. En este contexto, la minería es de vital importancia para poder obtener esos metales en las cantidades requeridas; no obstante, existen riesgos mineros que deben ser evaluados.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland desarrolló indicadores para medir los riesgos de la minería de metales que se usan en las nuevas tecnologías energéticas. Los indicadores abarcan tres rubros: medio ambiente (residuos, agua y conservación), aspectos sociales (usos de la tierra, comunidades y vulnerabilidad social) y aspectos generales de gobernanza. Con estos indicadores se analizaron los datos de 6888 proyectos mineros distribuidos en todo el mundo, y se encontró que el 84% de los recursos de platino y el 70% de los recursos de cobalto se ubican en contextos de alto riesgo. Asimismo, se identificaron los países que presentan mayores niveles de riesgo, entre los cuales se encuentra México. Los hallazgos de esta investigación pueden ser interés para gobiernos, empresas y otros actores involucrados en el sector minero, a fin de desarrollar estrategias que permitan mitigar los peligros identificados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*